Investigando y exponiendo los abusos y violaciones de los Derechos Humanos cometidos por la Psiquiatría desde 1969
   
Los padres son el mejor agente de cambio para el TDAH

psicologa tdah falso
El objetivo de este artículo es promover alternativas eficaces al tratamiento farmacológico, que puedan ayudar a los niños a superar las dificultades en ausencia de efectos negativos. Y espero que sea de utilidad.


Carmen Psicologa clínica.




Los padres son el mejor agente de cambio para el TDAH


Como padres queremos lo mejor para nuestros hijos y quiero expresar el máximo respeto por las elecciones o decisiones tomadas por padres al respecto de lo que hablo en este artículo.

Recibir un diagnóstico de TDAH tiene en ocasiones consecuencias tranquilizadoras para nosotros los padres:

Un niño con diagnóstico de TDAH suele mostrar comportamientos altamente perturbadores, y la dificultad de ejercer efectos en estos comportamientos, lleva frecuentemente a los padres a la conclusión de que no saben qué  hacer y que hagan lo que hagan no son capaces de producir cambios en los comportamientos de sus hijos.

Esto genera un elevado nivel de estrés, vergüenza cuando los comportamientos inadecuados se presentan en público, a la que se puede añadir culpabilidad por la sospecha de que algo hemos hecho mal.

Cuando se produce el diagnostico desde un punto de vista biológico (a pesar de no existir marcadores biológicos consistentes) y como único medio de resolución, un fármaco, tiene como consecuencia la disminución de la culpa y el estrés, gracias a la nueva creencia de que “no hay nada que yo pueda hacer”, es la medicación lo único que le puede ayudar.

Además el tratamiento farmacológico produce disminución de los síntomas clínicos muy rápidamente. Lo que favorece la elección del modelo médico, obviando las aportaciones de los tratamientos psicológicos.

Aunque los efectos de los fármacos sobre los síntomas sean limitados y la retirada del tratamiento farmacológico no suponga el mantenimiento de los logros. No solo se muestra una limitación temporal de los efectos en los síntomas, sino que, además la presencia frecuente de otras dificultades como la baja autoestima, problemas en las relaciones sociales, ect..., problemas asociados que no resuelven los fármacos. Por ejemplo no existen fármacos que doten a las personas de habilidades sociales.

En cambio sí existen, enmarcados en el tratamiento psicológico, programas de entrenamiento de habilidades sociales con efectividad y eficacia avalada por innumerables investigaciones.

La creencia que comenté anteriormente a la que nos lleva un punto de vista neurobiológico, y que condena a asumir con resignación que no tenemos capacidad para producir cambios en nuestros hijos (sus comportamientos, actitudes, emociones, estilos de afrontamiento...). no cuenta con un respaldo científico.

Ciertamente, como muestra la evidencia científica, los padres somos agentes fundamentales para el cambio en nuestros hijos y es este el motivo de que el tratamiento psicológico incluya necesariamente un entrenamiento para padres. Este aprendizaje que requiere esfuerzo y tiempo por nuestra parte, que en la vorágine del día a día parece complicado incluir, pero que en cualquier caso es posible.

Y no solo es que tengamos la capacidad de influir en ellos, sino que además, ¿que otro agente de cambio mejor se nos puede ocurrir?

Desde mi punto de vista nosotros los padres (con el entrenamiento adecuado), somos el mejor recurso, para ayudar a nuestros hijos a ser más reflexivos, aumentar su capacidad de autocontrol, ayudar a afianzar nuevas estrategias de aprendizaje y técnicas de estudio para alcanzar mejores resultados académicos, sentirse más relajados... o cualesquiera que sean los objetivos que queremos para ellos en nuestro caso particular.

Los logros conseguidos por el tratamiento psicológico en nuestros hijos y en nosotros mismos, tras la adquisición e integración de estas nuevas habilidades y estrategias, se mantendrán cuando haya finalizado el tratamiento teniendo un efecto no solo en los síntomas clínicos, sino también en otros ámbitos ya que estas serán útiles para hacer frente a situaciones futuras, con el beneficio adicional de carecer de efectos secundarios.

Carmen Martí, Psicologa clínica.







































inicio · que es CCDH · DVDS · folletos · denuncia un abuso · contacto · noticias